10.000 metros de veredas recuperadas

Noticias

Miércoles, 1 de Agosto 2012

10.000 metros de veredas recuperadas

Con un avance del 70 por ciento, la rehabilitación de las veredas del Centro Histórico avanza de acuerdo a lo previsto, según lo confirmó hoy el alcalde de Cuenca, Paúl Granda, durante un recorrido efectuado por dichas intervenciones.

Los trabajos, dijo, son integrales e involucran el cambio de redes hidrosanitarias, ductos telefónicos, eléctricos, de seguridad, semaforización y TV cable, además se construyen accesos para personas con discapacidad.

Informó que en una primera fase se recuperaron 700 metros con una inversión de 140.000 dólares. “Se homogenizó los materiales de construcción y se prolongó la vida útil en alrededor de cinco años”.

Proyecto
En la segunda etapa de este proyecto se han remodelado cerca de 10.000 metros de aceras, con una inversión de 1.800.000 dólares, pero la meta es recuperar un total de 19.000 metros hasta el 2013, por un monto de 2.700.000 dólares.

Granda explicó que la baldosa colocada es antideslizante lo que otorga mayor seguridad al peatón, sobre todo en épocas lluviosas donde las veredas se tornan resbalosas y el peligro de una caída es latente.

Entre las calles que actualmente se intervienen están:

  • Luis Cordero, entre Lamar y Rafael María Arízaga
  • Presidente Borrero, entre Lamar y Rafael María Arízaga
  • Hermano Miguel, entre Lamar y Rafael María Arízaga
  • Antonio Valdivieso, entre Lamar y Rafael María Arízaga
  • Tomás Ordóñez, entre Lamar y Rafael María Arízaga
  • Mariano Cueva, entre Sangurima y Rafael María Arízaga
  • Vargas Machuca, entre Sangurima y Rafael María Arízaga
  • Juan Montalvo, entre Simón Bolívar y Presidente Córdova
  • Mariscal Sucre, entre Estévez de Toral y Tarqui

Por ahora se trabaja en 60 cuadras, las cuales concluirán a fines de agosto. Luego iniciará una nueva programación con veredas de las avenidas Fray Vicente Solano, Remigio Crespo, entre otras.

Para José Matute, habitante de la parroquia Bellavista, la mejora de las veredas es notable, pues ahora se puede caminar con seguridad, “sin el peligro de resbalarse o sufrir algún accidente”.

Piensa que debe existir paciencia y comprensión entre la ciudadanía ya que las molestias de hoy son en beneficio de todos. “Si bien hay polvo y el tráfico se vuelve lento, se debe comprender que jamás habrán obras sin impactos”.


en