Historia

Tipos de Pagina: 

Historia

El Museo Municipal de Arte Moderno se abrió al público en la bella, vieja y renovada Casa de la Temperancia, con sus dos inmensas alas abiertas en torno al eje de la capilla transformada en auditorio, el 1 de agosto de 1981. Frente a la Dirección estuvo desde su apertura parcial, en febrero de aquel año, Eudoxia Estrella, que a su temperamento de artista une gran capacidad de organización y trabajo. Ella consolidó desde sus inicios la vida de la entidad.

El Museo se fue transformando poco a poco en el centro de las manifestaciones artísticas más notables del espíritu moderno de Cuenca.

Es y ha sido, el fiel de la balanza que inclinó poco a poco la mentalidad de los cuencanos, ligada desde siempre a la literatura, hacia las manifestaciones del arte plástico.

Gracias a su constante actividad, el Museo acogió muestras de arte provenientes de diversos lugares de la patria y fuera del país, exhibió para la admiración de los cuencanos las creaciones desconocidas de nuestros grandes artistas, como Honorato Vázquez, a quien se le dedicó una exposición antológica, y ha marcado su historia con exhibiciones como las de los grabados de Goya, y las producciones de Jesús Soto, Pérez Celis, Luis Felipe Noé, Juan Villafuerte; varias muestras de Guayasamín, Tábara, Oswaldo Muñoz Mariño, Oswaldo Moreno, y una larga lista de nombres de enorme trascendencia o de notable juventud e impulso creativo.

La Bienal Internacional de Pintura se originó en el seno del Museo Municipal de Arte Moderno, y su directora tuvo mucho que ver con el nacimiento de la acción cultural más importante del Cuenca, y el suceso pictórico mayor del país.

El Museo Municipal de Arte Moderno ha mantenido una constante actividad de promoción artística, dentro de la que caben mencionar algunos aspectos.

Los talleres para niños, que vienen funcionando a lo largo de los años, con un impulso constante y una fe inquebrantable en la continua creatividad de las nuevas generaciones.

A lo largo del año se realizan numerosas exposiciones, conferencias, conciertos, instalaciones.

Por otro lado, se ha logrado constituir el fondo artístico del Museo, con donaciones importantes, en especial de artistas nacionales, que han sumado sus trabajos a los entregados por Luis Crespo Ordóñez. Esta reserva de arte se ha enriquecido notablemente con las obras premiadas en las ocho Bienales Internacionales de Pintura, dos Salones Nacionales y el I Salón Andino de Escultura, piezas que forman parte del patrimonio de la ciudad.

Finalmente, cabe destacar también la formación de una Biblioteca especializada en arte, que está a la disposición de los investigadores, estudiosos y amantes de la producción estética.