ORDENANZA QUE REGULA LA INSTALACION Y CONTROL DE LA PUBLICIDAD Y PROPAGANDA EXTERIOR EN EL CANTON CUENCA

Noticias

ORDENANZA QUE REGULA LA INSTALACION Y CONTROL DE LA PUBLICIDAD Y PROPAGANDA EXTERIOR EN EL CANTON CUENCA

Artículo: 
86
Fecha de publicación: 
Miércoles, Marzo 31, 1999
Primer Debate: 
Vie, 06/18/1999 - 19:00
Segundo Debate: 
Lun, 02/01/1999 - 19:00
Archivo Ordenanza: 

El I. Concejo Cantonal de Cuenca,

Considerando:

Que el Art. 15 de la Ley de Régimen Municipal, establece entre sus funciones
primordiales, la de reglamentar el uso de caminos, calles, parques, plazas y
demás espacios públicos;

Que el Art. 161 literal h) de la misma Ley, establece la competencia municipal
para vigilar que en las carreteras del cantón y en el área urbana, se proteja
el paisaje, evitando la colocación de avisos comerciales o cualquier otro
elemento que obste su belleza;

Que conforme dispone el Art. 162 literal h), compete a la administración
municipal autorizar la instalación de avisos y letreros comerciales;

Que entre las facultades de control municipal, según lo dispone el Art. 167, a
la municipalidad le corresponde controlar la propaganda que se haga por avisos
comerciales, carteles y demás medios; y,

Que es necesario que la instalación de avisos publicitarios se encuentra
regulada;

En uso de las atribuciones que le confiere la Ley, expide la siguiente

ORDENANZA QUE REGULA LA INSTALACION Y
CONTROL DE LA PUBLICIDAD Y PROPAGANDA
EXTERIOR EN EL CANTON CUENCA

CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Art. 1.- La presente ordenanza regula la instalación y control de la
publicidad y propaganda exterior en el área urbana del cantón Cuenca y las
áreas señaladas por la Secretaría General de Planificación en el Cantón
Cuenca.

Art. 2.- Para efectos de la aplicación de esta Ordenanza se entiende por
publicidad y propaganda exterior la que tiene por objeto la difusión de un
mensaje en espacios públicos, en áreas afectadas al servicio público o en
bienes de dominio privado que afecten el espacio visual exterior de control
municipal, cualquiera que sea el medio que se utilice para la transmisión del
mensaje, incluido el equipamiento y mobiliario urbano que utilice mensajes
publicitarios y de propaganda.

En cuanto a rótulos y anuncios en el Centro Histórico de Cuenca, se mantiene
en vigencia la Ordenanza que regula su instalación.

Art. 3.- Constituye publicidad o propaganda exterior la expuesta en:

a) Instalaciones de uso o servicio público tales como: vías, plazas,
aeropuertos, estaciones de parqueo, coliseos, estadios, plazas de toros,
mercados, locales de ferias permanentes o eventuales, espacios naturales y
otros equipamientos;

b) El espacio aéreo; y,

c) Inmuebles de propiedad pública o privada edificadas, sin edificar, o en
proceso de edificación, medianerías laterales o posteriores, tales como vallas
de obras y muros de cerramiento, estructuras que cierren fachadas para obras de
mantenimiento o conservación y fachadas laterales o paramentos de un inmueble.

Art. 4.- No se considera publicidad o propaganda exterior:

a) Los signos o señales públicas de tráfico para seguridad, control de
información, así como los de señalización de emplazamiento de lugares de
interés turístico;

b) Los mensajes de contenido educativo, cultural, o de promoción de valores
éticos o de defensa del medio ambiente, colocados por entidades públicas e
instituciones con finalidad social o pública;

c) La pintura mural que tenga valor artístico; y,

d) Los letreros y nomenclaturas de identificación pertenecientes a personas
naturales, empresas o locales de prestación de servicios. Tales rótulos se
sujetarán a la Ordenanza correspondiente.

La calificación de las señales que tengan o no la calidad de publicitarias o
de propaganda, corresponde a la Dirección de Control Urbanístico y Gestión.

CAPITULO II
PROHIBICIONES GENERALES Y PARTICULARES

Art. 5.- Se prohibe toda manifestación de publicidad y propaganda exterior en:

a) Las fachadas o cubiertas de los edificios declarados monumentos históricos
o artísticos de carácter nacional o local, así como en sus inmediaciones,
cuando por su emplazamiento, la publicidad oculte o impida, total o
parcialmente, la contemplación directa de cualquiera de estos monumentos;

b) En todo ámbito de los espacios naturales protegidos, o parques naturales de
interés nacional;

c) En los postes y estructuras de transmisión de energía eléctrica, alumbrado
público y telefonía;

d) En pancartas de cualquier material atravesadas en las vías; y,

e) En una distancia menor de treinta metros de puentes, pasos a desnivel,
redondeles e intersecciones de vías.

Art. 6.- Se prohibe de modo general el empleo de publicidad o propaganda que
promueva la violencia, el racismo, el sexismo, la intolerancia religiosa o
política y cuanto afecte a la dignidad del ser humano.

Art. 7.- Se prohibe con carácter particular:

a) La presentación de publicidad o propaganda pintada, dibujada o escrita
directamente en paredes, edificios, muros, así como la colocación e impresión
directa de mensajes publicitarios o de propaganda plasmados sobre edificios,
muros y cerramientos o sobre cualquier otro elemento que no sea un soporte
especialmente diseñado, construido y autorizado con tal fin;

b) La colocación o fijación de mensajes publicitarios o de propaganda en
bandera sobre la vía pública;

c) La colocación de publicidad o propaganda en las terrazas, cubiertas de los
edificios o apoyada sobre fachadas que impidan la visibilidad a terceros o que
obstaculicen puertas y ventanas;

d) Los mensajes publicitarios realizados total o parcialmente por
procedimientos internos o externos de iluminación que produzcan
deslumbramiento, fatiga o molestias visuales, o que induzcan a confusión con
las señales de tránsito y de seguridad;

e) La colocación de vallas, carteles u otros elementos para la presentación de
publicidad o propaganda que por su ubicación o dimensiones impidan o
entorpezcan total o parcialmente la visión de otro elemento publicitario o de
propaganda previamente autorizado; y,

f) La publicidad o propaganda en puentes, laterales de vía, distribuidores de
tráfico que obstaculicen la visibilidad o distraigan al conductor.

Art. 8.- Puede autorizarse el montaje de instalaciones para publicidad o
propaganda exterior en:

a) Fachadas laterales o paramentos de un inmueble.
b) Vallas de obras y muros de cerramiento de las mismas;
c) Solares sin edificar, edificados o en proceso de edificación.

Art. 9.- Las estructuras de sustentación y los marcos de las carteleras deben
estar diseñados y construidos, tanto en sus elementos como en su conjunto, de
forma que garanticen:

a) La seguridad pública, por su solidez y estabilidad; y,
b) Una resistencia adecuada a los fenómenos naturales.

Art. 10.- Las dimensiones para los anuncios, carteles, o en general mensajes
publicitarios o de propaganda, se sujetarán al reglamento especial que para tal
efecto elaborará la Dirección de Control Urbanístico.

CAPITULO III
OBLIGACIONES Y DERECHOS DEL TITULAR

Art. 11.- La titularidad de la licencia municipal en materia de publicidad o
propaganda exterior implica:

a) La imputación, de derecho, de las responsabilidades que se deriven de las
instalaciones y de la publicidad o propaganda exterior;

b) La obligación de pago de los derechos a la vista pública y uso de espacio
público, si fuere el caso; y,

c) La prioridad de renovación de licencia de instalación publicitaria o de
propaganda, siempre y cuando lo haya solicitado hasta con quince días antes de
la fecha de caducidad de la misma.

Art. 12.- El titular de una licencia municipal de publicidad o propaganda está
obligado a mantener en buen estado los elementos publicitarios o de propaganda
y a desmantelar las instalaciones y retirar la totalidad de sus elementos a la
fecha de caducidad de la licencia.. Si no lo hiciere, la Municipalidad de
oficio procederá al retiro de estos elementos, sin necesidad de notificación.

CAPITULO IV
DE LAS LICENCIAS DE PUBLICIDAD Y PROPAGANDA

Art. 13.- La Secretaría General de Planificación determinará de acuerdo al
reglamento, los espacios en donde sea posible instalar publicidad o propaganda
exterior, los tamaños máximos en zonas, distancias que debe existir entre
ellos, tipo de publicidad y más condicionamientos especiales de ser
necesarios; incentivando las formas de publicidad o propaganda que se
integren a su espacio de influencia y a la identidad del sector, para lo que
podrá combinar acciones publicitarias y culturales de modo conjunto, estudiar
propuestas y dictaminar sobre actuaciones especiales no reguladas por la
presente Ordenanza.

Art. 14.- Cuando se determinen áreas amplias de instalación susceptibles de
que en las mismas se otorgue una Licencia General de publicidad o propaganda,
la Municipalidad mediante convocatoria pública calificará y adjudicará al
beneficiario de la Licencia que se otorgue, la misma que se someterá a los
lineamientos señalados para su otorgamiento y a costos de oferta superiores a
los de la zona de emplazamiento. Las licencias que se adjudiquen por
convocatoria pública podrán otorgarse hasta por el tiempo de cinco años.
Previa a la convocatoria se elaborarán las bases por parte de la Secretaría
General de Planificación y el Alcalde designará un comité de Funcionarios
Municipales para llevar adelante el proceso de selección y adjudicación.

Art. 15.- La Dirección de Control Urbanístico, de acuerdo a los lineamientos de
la Secretaría General de Planificación, otorgará las licencias a los
solicitantes.

Art. 16.- Para la instalación de publicidad y propaganda cuya licencia no haya
sido sometida a concurso, se seguirán los siguientes procedimientos:

a) Presentación de solicitud dirigida a la Dirección de Control Urbanístico;
y,

b) Plano de ubicación, diseño, material, tipo de material y fotografía actual
del lugar.

Art.- 17.- La Dirección de Control Urbanístico, determinará de manera
independiente los costos por los derechos de vista pública y por el uso de
áreas públicas .

Art. 18.- La Municipalidad podrá suscribir convenios con personas naturales y
jurídicas para la utilización de espacios públicos y áreas naturales con
publicidad o propaganda exterior, siempre que tales espacios y las áreas que se
señalen sean cuidadas y mantenidas de acuerdo a los lineamientos establecidos
por la Municipalidad y a costa de los beneficiarios del convenio.
CAPITULO V
DEL COSTO DE LAS LICENCIAS

Art. 19.- Los titulares de licencias de publicidad o propaganda deberán cubrir
los costos administrativos de concurso o trámite, según el caso, inspecciones
de emplazamiento y debido cumplimiento de las condiciones de otorgamiento de
la licencia, pago y costo independiente a los de derecho de uso de espacio
público y derecho de vista pública.

Art. 20.- Los pagos por derecho de uso de espacio público y de vista pública
se harán de acuerdo a las zonas de valor vigentes al tiempo de otorgamiento de
la licencia. Las zonas de valor, determinadas por la Secretaría General de
Planificación, se clasifican en: Zona 1 que corresponde a vías arteriales o
centros de afluencia pública; Zona 2 que corresponde a vías colectoras; y,
Zona 3 que corresponde a vías locales. Las zonas de valor tendrán vigencia
por un año.

Art. 21.- Por derechos de uso y ocupación de espacio público y vista pública,
el costo de arrendamiento por mes o fracción de mes, estará sujeto a la tabla
que anualmente apruebe el Concejo Cantonal.

Art. 22.- Los equipamientos publicitarios de mobiliario urbano están exentos
del pago por uso de espacio público, pero no del pago por el derecho a la vista
pública.

Art. 23.- La recaudación que se origine por publicidad o propaganda exterior
será destinada exclusivamente a obras de mantenimiento de las áreas naturales
del Cantón Cuenca.

Art. 24.- La Dirección de Control Urbanístico llevará un registro numerado y
cronológico tanto de las solicitudes de instalación de la publicidad o
propaganda exterior como de los permisos concedidos y su fecha de caducidad.

Art. 25.- En caso de existir dos o más solicitudes para la instalación de
publicidad o propaganda exterior en ubicaciones idénticas o incompatibles
entre sí por la distancia a la que estarían colocadas, se concederá el permiso
a la presentada con anterioridad.
CAPITULO VI
DE LAS INFRACCIONES Y SANCIONES

Art. 26.- La instalación sin Licencia de Publicidad o Propaganda en lugares
donde es posible su instalación, constituye una infracción que será
sancionada con un valor equivalente a la tarifa correspondiente más una multa
que oscile entre el 50 % del salario mínimo vital mensual hasta el 100% del
mismo salario por cada metro cuadrado o fracción del aviso publicitario, multa
independiente de los costos de la actuación municipal por retiro de las
instalaciones.

Art. 27.- Cuando se instale publicidad o propaganda en lugares no autorizados
y de uso público, la Municipalidad ordenará su retiro inmediato sin que sea
necesaria notificación alguna, debiendo imponerse al infractor, luego de que se
haya ejecutado el retiro correspondiente una multa superior al 100% del salario
mínimo vital mensual por cada metro cuadrado o fracción del aviso publicitario
o de propaganda, más los costos correspondientes a la actuación municipal y a
la restitución del espacio a su estado original.

Art. 28.- La infracción o incumplimiento a la licencia concedida, siempre y
cuando tal infracción no implique peligro inminente para los ciudadanos dará
lugar a una sanción equivalente al valor de la tarifa correspondiente más una
multa no inferior al 12,5% del salario mínimo vital vigente y no mayor del 50 %
del mismo salario por cada metro cuadrado o fracción del aviso publicitario. La
Municipalidad podrá también, además de la sanción pecuniaria, disponer el
retiro de la licencia concedida.

Art. 29.- En caso de avisos publicitarios o de propaganda que impliquen peligro
en el tráfico o que amenacen ruina por su mal estado de conservación, serán
retirados inmediatamente por disposición de la Dirección de Control
Urbanístico, sin perjuicio de las sanciones que se impongan.

Art. 30.- Los avisos publicitarios retirados por la Municipalidad deberán ser
reclamados por sus propietarios en el plazo máximo de treinta días posteriores
a su retiro, previo el pago de las multas y los costos de actuación municipal.
Transcurrido este plazo la Municipalidad dispondrá a su arbitrio de tales
materiales, debiendo en todo caso llevarse actas y registros de sus
actuaciones.
DISPOSICION TRANSITORIA: Se dejan sin efecto los convenios y permisos
concedidos y suscritos con anterioridad a la vigencia de esta Ordenanza,
debiendo los concesionarios someterse a las normas vigentes en el plazo de seis
meses a partir de la publicación de la presente.